Gokai, reiki, Usui, Lanzarote, España, canarias, shihan, maestro, seminario, formación, energía universal

CURACIÓN A DISTANCIA – ¿Estas de broma?

La curación energética es algo sospechoso para muchas personas cuando se enteran la primera vez. Es comprensible si uno está acostumbrado a ir al médico por cualquier cosa y -como mi generación del baby boomer, por ejemplo- solía recibir antibióticos fuertes inmediatamente incluso por un ligero resfriado.

Por suerte, eso ha cambiado un poco hoy en día, somos más conscientes de cómo nos alimentamos y de que llevamos un estilo de vida lo más saludable posible.

Hace tiempo que los antibióticos dejaron de recetarse para cualquier cosa, pero los medicamentos “sin receta”, como la aspirina y el ibuprofeno, siguen siendo habituales….

El Reiki se practica desde hace casi 100 años y cada vez más personas utilizan este remedio natural y sin efectos secundarios para mantener y recuperar la salud.

En mis más de 25 años de experiencia como terapeuta y maestra de Reiki, he formado a miles de personas en el Reiki, incluyendo a muchos médicos y terapeutas que quieren combinar los métodos de curación natural y tradicional con la medicina moderna.

La conciencia de mantenerse sano de forma natural está creciendo y la sanación energética está teniendo cada día más aceptación: porque la gente ve y siente que ayuda; además SIN efectos secundarios negativos.

¿Pero curar a distancia? Cuando hablo de ello, a menudo recibo miradas escépticas.

Totalmente comprensible, es bastante extraño pensar que se puede ayudar a alguien cuando esa persona no está presente y tal vez incluso a miles de kilómetros de distancia; incluso al otro lado del mar (este fue el comentario de la madre de una estudiante hace muchos años cuando la envió varias curaciones a distancia. Su madre estaba en el norte de España y mi estudiante en Lanzarote. La madre estaba encantada con los resultados de sus tratamientos, pero no podía imaginar cómo podía funcionar incluso “al otro lado del gran océano”. )

Especialmente en nuestros tiempos difíciles, cuando no podemos viajar tan fácilmente como ha sido, muchos centros de terapia están cerrados y al mismo tiempo más y más personas necesitan tratamiento, la curación a distancia y reiki a distancia es una alternativa maravillosa, muy efectiva y aquisible para todos.

🌺 ¿Qué entiendes hablando de “SANACIÓN A DISTANCIA”?

En primer lugar: esto no es un “invento” de la Nueva Era o del Reiki, sino algo que la humanidad ha practicado de forma probada durante miles de años.

Incluso se han encontrado dibujos en las pirámides y cuevas antiguas que representan a personas que envían curaciones a distancia.

🌺 ¿Cómo puede funcionar esto?

Suena un poco loco, ¿verdad? Pero, sinceramente, ¿nunca has tenido la experiencia de “sentir algo” o pensar en una determinada persona y que ésta te llame un momento después o te la encuentres? ¿O tienes un tren de pensamiento y poco después ocurre exactamente eso (y en este caso me refiero a algo que no tenía nada que ver con tu situación o entorno momentáneo) que coincide exactamente con este tren de pensamiento?

Ya ves: seguro que acabos de pensar en algo.

La energía es independiente de la distancia y, por tanto, permite tratar a alguien que no está físicamente contigo.

🌺 ¿Qué es la curación a distancia en el Reiki tradicional (=Jikiden)?

Como se ha descrito anteriormente, la curación a distancia existe (probablemente) desde que existe el ser humano. Como ocurre con la sanación energética en general, siempre ha habido personas que han nacido con este “don” y podían practicarla sin conocimientos previos, y otras que tienen que estudiarla y aprenderla conscientemente.

En Jikiden Reiki, el ENKAKU Reiki (curación a distancia) se realiza de una manera muy específica y fija que cualquiera puede aprender – y lo más importante: funciona.

El maestro Usui, fundador del Reiki tradicional japonés, estudió durante muchos años las distintas formas de enviar energía a distancia: el resultado es que desarrolló un método muy eficaz que cualquiera puede realizar. A esto lo llamó ENKAKU Reiki.

Eso sí, no inventó la curación a distancia en sí, sino sólo un método específico de curación a distancia.

🌺 La esencia es que la persona puede estar en cualquier lugar, en la misma habitación o en otro continente, completamente irrelevante.

Como es lógico, no puedo dar detalles aquí, sino sólo una visión general; en la segunda parte de la formación de Reiki, Okuden, se enseña y practica Enkaku Reiki de forma bastante intensa: las caras asombradas y entusiasmadas de los participantes lo dicen todo.

💥 En principio, un tratamiento a distancia es igual que estar físicamente con la persona.

En primer lugar, concierta una cita con la persona para que ambos puedan “conectarse” con tranquilidad. A veces me preguntan si se puede hacer algo más durante el tratamiento…. Veamos…. en principio, sí; pero si quieres hacerlo, tendrás que encontrar a otra persona que sea tu terapeuta. Ningún terapeuta honesto y serio le permitirá trabajar, hacer ejercicio o lo que sea durante un tratamiento.

¿Por qué? ¿En serio? ¡Si! Tal vez hayas visto una película en la que alguien recibía un masaje y hablaba por teléfono. Quien permite esto como terapeuta, pues: no es bueno y sólo quiere tu dinero; simplemente no le importa tu bienestar.

Al igual que con un tratamiento directo de Reiki, puedes tener las mismas experiencias con un tratamiento a distancia: cansancio repentino (y por lo tanto quedarse dormido), hormigueo, frío, calor, arrebatos emocionales… una curación a distancia es tan efectiva y poderosa como si las manos estuvieran directamente sobre ti. La relajación es una de las bases del éxito de una terapia, ya sea un masaje, un tratamiento de Reiki o lo que sea….

Y dicho esto, sí, puedes hacer otra cosa durante el tratamiento… 😉 Aunque nadie quiere estar conduciendo, quizás cocinando o dando una conferencia y de repente quedarse dormido, ¿verdad?

Después de haber consultado con la persona y haberle explicado cómo va a ser el tratamiento, se le permite tumbarse cómodamente en una habitación tranquila y aislada de cualquier influencia externa, por ejemplo, el teléfono móvil. No importa si es una cama o un sofá, lo principal es estar cómodo y tranquilo.

Luego trabajo con ella tan tranquilamente como si fuera en mi sala de terapia y después del tiempo acordado nos reconectamos por teléfono o Zoom para hablar brevemente sobre la sesión.

Verás, todo es como si el terapeuta de Reiki y el receptor estuvieran sentados juntos.

Los resultados también lo son, por lo que es importante mantener a la persona igual de informada sobre el proceso y las sensaciones durante el tratamiento.

A menudo, las curaciones a distancia se ofrecen durante un tiempo mucho más corto que las sesiones directas. No hay nada malo en ello, pero para ser muy claro: al igual que en un tratamiento directo, 30 minutos son 30 minutos y 60 son 60. Me repito para tenerlo muy claro: ¡una curación a distancia tiene el mismo efecto que un tratamiento directo y también lleva el mismo tiempo!

Si quieres reservar un tratamiento de Enkaku, la mejor manera es escribirme por WhatsApp: bit.ly/NabilaJikidenReiki

Nabila Welk, Jikiden Reiki Shihan, terapeuta y formadora

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s