REVISTA VIVA 05.08.2004

reportaje reiki, Usui, Jikiden reiki, Lanzarote, canarias, España, shihan, formación, sensei, Japón, Kioto, energía universal, paz, amor, libertad, riqueza reiki, Usui, Lanzarote, España, canarias, shihan, maestro, seminario, formación, energía universal

Reportaje sobre el reiki (Creo que le puede interesar. Las dudas del periodista siguen siendo las mismas de muchas personas).

El periodista me pidió unas informaciones sobre el Reiki. El notaba mucho interés del publico sobre este tema pero no tenía experiencias propias y estaba muy escéptico. Asi iba informarse y sentirlo personalmente. Le invitaba a unos de mis encuentros de Reiki que ofrezco frecuentemente. Empezamos con una meditación Vipassana y luego intercambiamos tratamientos en grupo.

………………………………………………………………

Este reportaje salío en la revista mensual VIVA LANZAROTE en la edición nº 05, Agosto 2004.

Los encuentros de Jikiden (tradicional) Reiki se celebran un poco diferente y desde de escribir este reportaje han salido muchas informaciones más sobre las raizes de reiki y de su procedimiento, así hay algunas diferencias en lo que puedes leer abajo; en esa epoca aún trabajaba con el reiki occidental (lo que mucha gente llama reiki Usui) y no todo que el escribe es como yo lo expresaria ahora. 🙂

Lo copio en escrito aquí, como no se ve bien el texto en la foto.

…………………………………….

Reiki, la otra energía

Redescubierto en los felices años 20 por el japonés Mikao Usui, Reiki es un método para sanar y relajar, para lograr el equilibrio mental, espiritual y físico de la persona. Utiliza para ello la canalización de una fuerza existente en la naturaleza, en cada uno de los seres vivos, conocida y empleada desde el Neolítico por todas las culturas: la energía cósmica.

Una experiencia Reiki sólo se puede contar en primera persona. Es necesario aplicar grandes dosis de apertura mental y de disponibilidad hacia algo desconocido. A la vez que hacer un acto de fe y confianza ciega en el maestro que lo aplica. Sin embargo, no es necesario creer en Reiki. Un tratamiento Reiki tiene un preámbulo con ciertas dosis de ritual que, sin embargo, no son imprescindibles.

El encuentro que asistí comienza con una fase inicial de relajación por medio de técnicas como Vipassana, en la que se respira pausada y conscientemente, concentrando toda nuestra atención en el simple hecho de inspirar y expirar. Sorprende para un no iniciado y absoluto escéptico que funcione. A continuación, despojado de todo atuendo metálico, reloj y monedas inclusive, te invitan a tumbarte boca arriba en una camilla. Colocan una almohadilla bajo tus rodillas y otra bajo la cabeza.

Con poca luz y los ojos cerrados, te invitan a seguir relajado. A relajarte más aún. Percibes cómo un grupo de personas (en la ocasión que les relato fue un tratamiento de grupo, normalmente es una sola persona la que aplica la terapia) coloca las manos sobre tu cuerpo. Algunas colocan las manos sobre la piel o la ropa y otras se mantienen, palmas abajo, a unos dos o tres centímetros.

No ves lo que ocurre. Sólo sientes algunas manos y un estado de relajación que va ‘in creciendo y una gran paz interior. Lo más parecido a esta sensación es la que se produce durante un sueño profundo. Pesan los brazos, las manos, las piernas…Pero una sensación mas bien agradable… Sin embargo, percibes lo que ocurre a tu alrededor. Sabes que hay personas, sabes que a veces están hablando pero no lo que dicen. Es como si estuvieras en otra dimensión. En algunas personas es tal el nivel de relajación que se quedan literalmente dormidos y no despiertan hasta minutos después de terminado el tratamiento.

Una vez repuesto y despierto, te sientes agradablemente sorprendido. Algo basado en la transmisión de energía, -en lo que seguramente no crees- con una práctica que cuando comienza te parece propia de gurús, te ha dejado estupendamente. Muy a gusto, descansado, relajado y con una sonrisa. Como se dice ahora… ‘con muy buen rollito’. En ese momento conocía los efectos, pero poco de cómo se llegaba a ellos.

Ahora me tocaba ser testigo de lo mismo en otra persona. Mi amiga Vanessa se disponía a traspasar la línea. A recibir la energía sanadora de un grupo de personas a las que no conocía de nada minutos antes. Aquellos cinco desconocidos para ella cierran los ojos, levantan las manos y se colocan en torno a ella poniéndole las manos en varias partes del cuerpo como la cabeza, la planta de los pies y sobre el pecho y el abdomen.

Está en el quinto sueño, inmutable. Sin embargo, transmite una agradable e inmensa sensación de paz.. Las manos y el cuerpo de Nabila, la maestra, canalizan y transmiten a mi amiga la energía cósmica existente en el entorno y expulsa así la energía negativa que acumula, en su caso, en el cuello. 15 minutos después y tras algunos gestos rituales, -como escribiendo símbolos sobre su cuerpo y expulsando después ‘cosas’ que flotaran en su aura- acaba la sesión. Ella permanece recostada. Dormida. En apenas tres minutos se reincorpora. En paz, en armonía consigo misma, con todo y todos…

Desde el escepticismo, como decía, sólo experimentándolo pueden creerse los efectos del Reiki. Pero, ¿qué es? Se trata de un método de canalizar la energía cósmica descubierto y desarrollado por el maestro japonés Mikao Usui. Después tres semanas de ayuno, vivió una experiencia espiritual. Para acercarlo al pensamiento occidental podría decirse que le ocurrió algo parecido a los místicos –Teresa de Ávila, Fray Luis de León, San Juan de la Cruz.- pero lo canalizó de otro modo. Esto ocurrió en 1922, cuatro años antes de morir.

Sin embargo, desde el Neolítico y en prácticamente todas las culturas se ha conocido y hecho uso de esta forma de energía que fluye de un modo diferente y que no se manifiesta como la térmica, la solar, la mareomotriz, etcétera. Está relacionada con la dimensión mística de estos pueblos, con sus creencias en dioses y el viaje después de la muerte. Su práctica potencia la sensibilidad de percepción y la apertura de mente y la disponibilidad a recibir estímulos externos.

Asegura Nabila que aun es imposible explicar científicamente lo que acontece y cómo. Sólo se ha podido demostrar científicamente – con película fotográfica infrarroja – que existe una transmisión de energía, ya que ésta a veces se manifiesta en forma de calor. Aunque también de frío. Es algo espiritual.

Su primera finalidad es relajar. Con ello se consigue un equilibrio del sistema interior que fortalece las defensas naturales del organismo. La gente se vuelve más positiva y tranquila, siendo menos vulnerable al daño y su recuperación, si sufre algún mal, se hace más rápida y mejor.

Sin embargo, el Reiki sirve fundamentalmente para sanar. No puede hacer diagnósticos pero sí aliviar males. Y sin contraindicaciones ni efectos secundarios. Hay dos formas de actuar sobre una dolencia: directamente sobre ellos, tocando o no la piel, y mediante los Chakra o centros energéticos del cuerpo. Éstos son siete principales, alineados en vertical como colocados en un eje que va desde la raíz (punto entre el órgano genital y el ano) a la región cenital del cráneo. Entre ellos: la zona del ombligo, el diafragma o plexo solar, el corazón (esternón, justo en el centro de este hueso), la garganta y el tercer ojo, (entre las cejas).

La medicina moderna está cada vez más abierta al Reiki y a técnicas similares como complemento a la medicación tradicional. Entre otras cosas porque puede aliviar molestias tan agudas como un dolor de muelas o uno de oído. Lo que no excluye un posterior tratamiento con antibióticos. También las migrañas o jaqueca y el asma. Aplicado sobre la escayola en un hueso roto, puede acelerar su recuperación.

El Reiki es una ‘técnica inteligente’ porque la energía actúa exactamente donde está la fuente del síntoma o de la dolencia.

Claro que, tan importante es aplicar bien esta energía como saber terminar el tratamiento, cerrar el ciclo. En este sentido, los pies ejercen como la línea de tierra en un enchufe. La energía sobrante a la absorbida por el cuerpo debe salir por ellos. Se evita de este modo malestar general y mareos. No obstante, si éstos aparecen al día siguiente de un tratamiento que ha acabado correctamente, con bienestar, puede deberse a que persiste el mal que se intentaba solventar.

(Luis Miguel Coloma)

Anuncios

Difundiendo el reiki tradicional y terapias complementarias con amor 愛, pasión y dedicación para una vida plenamente feliz y abundante. Primera sede oficial de Jikiden Reiki en España desde el 2007, fundada por la shihan Nabila G. Welk ナビーラ・G.ヴェルク.

A %d blogueros les gusta esto: